ULTIMAS NOTICIAS

Por Ramón Peralta

La llegada de miles de inmigrantes a la frontera de Estados Unidos con México ha despertado múltiples reacciones, tanto de la población que se considera originaria de estas tierras, mayormente de tez blanca, como también, de ciertos miembros de la comunidad de inmigrantes que se han establecido aquí y que por el hecho de haber adquirido viso de legalidad retoman los mismos criterios de aversión hacia los que quieren residir en el país como ellos lo hicieron.

La actitud de oposición a los inmigrantes de los grupos blancos y conservadores reside en el hecho de que, según las expectativas demográficas de los recientes censos poblacionales, la mayoría que hoy se considera blanca y que controla los mecanismos mas importantes del estado y la economía, dejará de serlo y de esa manera perderá el control que hoy ostenta en la sociedad.

En ese sentido, desde hace mas de 40 años estos grupos, la mayoría de ellos de ideología ultraconservadora, llevan a cabo una campaña para evitar a como dé lugar la penetración de inmigrantes en el país y así detener que el desbalance poblacional se produzca.

El método por excelencia usado en esta campaña es el racismo, enfatizando que los inmigrantes carecen de los elementos requeridos para avanzar el desarrollo de la nación por ser de tez oscura y provenir del “hoyo de las heces”, como se hartó de proclamar el expresidente Donald Trump. Pero la propaganda va mas allá de las diatribas lanzadas por Trump, ya que, en la presente campaña electoral para elegir representantes al Congreso, múltiples candidatos y operadores de campaña han asumido como puntos clave de la propaganda lo que ellos han dado en llamar el “great replacement”(el gran reemplazo”), o un “complot para disminuir la influencia de los blancos en América.” De acuerdo con esos sectores, los Demócratas están tratando de introducir millones de inmigrantes para cambiar “la demografía de nuestro país” y de esa manera atraer un gran número de nuevos votantes, ya que de otra manera no podrían ganar la reelección el 2022. La campaña ha sido categorizada por expertos independientes como una gran mentira.

Teniendo en cuenta la tradición racista de estos grupos se podría justificar su posición anti-inmigrante. A lo que no se encuentra explicación es, cuando esa misma posición es asumida por grupos de inmigrantes que, habiendo seguido la misma ruta de los que hoy quieren entrar, rechazan los motivos en que estos justifican su entrada lanzando las mismas diatribas y acusaciones que usan los grupos racistas de ultraderecha. En ese sentido, he escuchado en numerosas ocasiones por parte de estos inmigrantes, expresiones tales como: ¿A qué es que vienen? ¿Qué razón tienen para arriesgarse a esas peligrosas aventuras? ¿Por qué invierten un dinero que muy bien podían usarlo en sus países de origen? Esos son unos irresponsables exponiendo a menores a los riesgos del camino… etc.., etc.

Tomando en consideración que los que asumen estos cuestionamientos son inmigrantes, refleja la profunda falta de conciencia de éstos sobre las causas que impulsan la inmigración y además, la postura insensata y farisaica de demonizar a otros por algo que ellos mismos cometieron. Tanto los inmigrantes que llegaron ayer como los que lo hacen hoy son impulsados por las mismas causas, que no son otras que las faltas de respuestas a sus necesidades básicas por parte de los gobiernos de la región donde provienen. En ese sentido, no hay bases, ni razones justificadas para acusar a los inmigrantes que hoy llegan a la frontera americana de ser los responsables directos de lanzarse a la aventura para buscar respuestas a sus graves problemas. Donde no existe moral es en aquellos que una vez asentados en tierra americana miran con desprecio, tal y como hacen los racistas, a los que intentan hacer lo mismo que ellos hicieron, aunque sea por otros medios. Las rutas y los medios escogidos para llegar a tierra americana no pueden ser vistos como la razón explicativa de los que emprenden el viaje, ya que las causas tienen sus raíces, como señalé anteriormente, en sus países de origen cuyos sistemas políticos han fracasado totalmente en responder a los graves problemas que afectan sus poblaciones, creando la desesperación en éstas. No hay lugar a dudas, que la actitud usada por estos “asimilados inmigrantes” está marcada por una ignorancia sin nombre, ya que, no saben que también ellos están incluidos en la lista de los despreciados por la raza o el origen no importa que tengan papeles o no. En el fondo el problema no es de papeles si no de algo mas profundo que es el odio racial. Por tanto, no nos llevemos a engaño buscando falsas razones.    

 

 

 

 


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

FOLLOW US

 
   

 

Video de hoy

Interviews with El Vocero Hispano: Grand Rapids Police Chief Eric Winstrom

 

Edith Reyes interviews Grand Rapids Police Chief Eric Winstrom about the policy changes he proposed to the Grand Rapids Commissioners this past Tuesday. Topics about car thefts, juvenile punishments and firearms are also discussed.

To become an officer, visit joingrpd.com. To report a crime contact GRPD at 616-456-3380 or Silent Observer at 616-774-2345.

FOTO NOTICIAS