ULTIMAS NOTICIAS

 

Ese título se les da regularmente a los departamentos de prensa de las instituciones públicas y organizaciones políticas, porque tal como dice su nombre, su trabajo es atender asuntos de prensa y hacer la propaganda de la institución.

Los medios informativos son solo una de estas palabras, prensa, porque la propaganda no tiene nada que ver con el periodismo lo mismo que el periodismo con la propaganda.

La función de un periodista es informar, reportar hechos, escribir documentos de investigación, llevar al público opiniones, y opinar a través de editoriales y artículos de opinión.

Estados Unidos y Europa, tienen un alto grado de desarrollo de estas disciplinas, sobre todo porque incrementaron el uso de medios electrónicos mucho antes que otras regiones del mundo, y la Segunda Guerra Mundial disparó la carrera de informar y hacer propaganda.  Y en eso de decir cada uno su verdad se hizo popular la frase del dramaturgo griego, Esquilo, de que “la verdad es la primera víctima de la guerra”, y la del jefe de propaganda del partido nazi, Joseph Goabbels, de que “una mentira repetida muchas veces se convierte en verdad”.

Los norteamericanos manejan con maestría las reglas del periodismo, respetando las fuentes, proyectando objetividad, profundizando en temas hasta sus raíces y liberando opiniones, que, como la Mayéutica de Aristóteles, permiten al publico forjarse su propia verdad.

Pero también son maestros de la propaganda, por lo que cuando necesitan usarla lo hacen mejor que lo que nadie se puede imaginar. Desde vender una mentira como verdad, hasta hacer pensar al público que una Coca Cola es mas sana que un vaso de agua.

Esa capacidad de manipular la verdad de Estados Unidos, la vivimos durante la guerra de Vietnam, los tira y jala de la Guerra Fría y las campañas militares contra otros países.

Los norteamericanos apoyaron la invasión a Vietnam en los 60s porque “era necesario contener el avance del comunismo”. Apoyaron sin reservas la invasión a Panamá en 1989, porque el general Noriega era un traficante de drogas. Respaldaron a sus soldados en la invasión a Irak en el 2003, porque Saddam Hussein “tenía armas de destrucción masiva” y entre ellas armas químicas.

Creyeron fielmente todas esas teorías porque la propaganda les impidió saber o recordar, que realmente el único país que ha utilizado armas de destrucción masiva, es decir, nucleares, ha sido Estados Unidos en Hiroshima y Nagasaki en 1945; Que en Vietnam se cometieron atrocidades contra la población civil difíciles de justificar con contención del comunismo; y que las armas de destrucción masiva que supuestamente tenía Saddam Hussein nunca aparecieron porque no existían.

Una vez el ex presidente dominicano Juan Bosch contó, que mientras se encontraba en el exilio luego de ser derrocado por un golpe de estado militar apoyado por Estados Unidos, y en momentos que un ejercito popular había derrocado a los golpistas para traerlo a él de nuevo al poder, leyó en la prensa norteamericana supuestas atrocidades cometidas por los rebeldes, entre ellas, el fusilamiento en un parque central de la capital de un sacerdote que había sido opositor a su descontinuado gobierno.  Ese sacerdote y yo nos hicimos amigos muchos años después y tal parece que nunca se enteró de que estaba muerto.

Ahora, que estamos viviendo una guerra en la que Estados Unidos no participa directamente, pero la maneja mas que los que están en el frente, el periodismo de nuevo le ha dado paso a la propaganda.

De todo lo que se informa ahora sobre el conflicto en Ucrania tal vez nunca sabremos cuál es la verdad.


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

FOLLOW US

 
   

 

Video de hoy

Al Día con El Vocero Hispano: Baby Formula

Edith Reyes talks with Abigail Bishop of the Kent County Health Department about the baby formula shortage/ Edith Reyes entrevista a Abigail Bishop, Del Departamento de Salud del condado de Kent sobre el problem de la escasez de fórmulas para bebés.

FOTO NOTICIAS