ULTIMAS NOTICIAS

 

La segunda ocupación estadounidense de la República Dominicana (1965-1966), llamada Operación Power Pack, por las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, comenzó con la entrada del Cuerpo de Marines en Santo Domingo el 28 de abril de 1965. Más tarde, se le unió la mayoría de la 82.ª División Aerotransportada del Ejército de los Estados Unidos y su casa matriz, el XVIII Cuerpo Aerotransportado.

Después de un período de inestabilidad política tras el asesinato del dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo en 1961, fue eleto presidente un destacado escritor dominicano exiliado de la dictadura de Trujillo, Juan Bosch, fundador del Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

Un grupo de militares conservadores junto a la poderosa élite de la oligarquía dominicana y la jerarquía católica respaldados por la CIA, ejecutaron el golpe de estado del 25 de septiembre de 1963, que dos años después desembocó en una guerra civil.

Durante la era de Trujillo fue creado un cuerpo militar élite llamado CEFA, que tenía unos 2000 efectivos de infantería altamente capacitados entrenados por asesores militares de Estados Unidos. Esta organización cuasi-independiente estacionados en una Base Aérea al este de la capital, estaba equipada con tanques, cañones sin retroceso y artillería, así como por sus propios aviones de ataque.

El 24 de abril de 1965 un grupo de militares dirigidos por un coronel llamado Francisco Caamaño Deñó lanzó una rebelión contra el gobierno de facto apoyado por Washington reclamando el retorno a la vida constitucional del país interrumpida por el golpe de estado de 1963.

Inmediatamente, el Partido Revolucionario Dominicano y el Movimiento Revolucionario 14 de Junio, que habían respaldado el gobierno de Juan Bosch pusieron un gran número de civiles armados en las calles, dando lugar a la creación de los primeros escuadrones de la armada rebelde, que fueron conocidos en términos generales como "Comandos".

Los rebeldes quienes fueron etiquetados por la prensa norteamericana como “pro-Bosch”, y  "constitucionalistas" por abogar por la restauración del presidente Bosch y la restauración de la constitución del 63, salieron a las calles, apoderándose rápidamente del Palacio Nacional y de los medios de comunicación del gobierno en la capital. Los militares leales a al gobierno de facto fueron etiquetados con el apodo de "leales".

El coronel Francisco Alberto Caamaño, el coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez.

y el coronel Manuel Ramón Montes Arache, comandante del Cuerpo de Comandos de Hombres Ranas de la Marina de Guerra Dominicana, se constituyeron en líderes de los insurgentes constitucionalistas.

En los días que siguieron, los constitucionalistas se enfrentaron con agentes de seguridad interna y con los militares de derecha del CEFA. Ya para el 26 de abril de 1965, los civiles armados, habían superado en número a los regulares militares rebeldes.

Ambas partes estaban fuertemente armadas y muchos civiles quedaron atrapados en el fuego cruzado. El gobierno de Washington comenzó los preparativos para la evacuación de sus ciudadanos y otros extranjeros que pudieran estar deseando salir de la República Dominicana.

El 28 de abril, la Fuerza Aérea Dominicana comenzó un intenso bombardeo contra la parte de Santo Domingo.

El presidente de los Estados Unidos Lyndon Johnson (demócrata), ordenó la invasión a Santo Domingo aduciendo que no iba a permitir "una segunda Cuba en América".

El jefe de Estado Mayor general Wheeler le dijo al general Palmer de la CINCLANT en relación a la intervención militar:

"su ocupación sin previo aviso es para evitar que la República Dominicana se vuelva comunista."

El 29 de abril, bajo el argumento oficial de la necesidad de proteger las vidas de los extranjeros –ninguno de los cuales había sido muerto o herido– una flota de 41 buques fue enviada para bloquear la isla y de esta forma comenzó la invasión de infantes de marina y parte de la 82.ª División Aerotransportada. También, se desplegaron alrededor de 75 miembros de la compañía "E" del 7th Special Forces Group. En definitiva, se terminó por enviar a Santo Domingo un contingente de 42 000 soldados e infantes de marina.

El presidente Lyndon B. Johnson declaró esa noche que había dado órdenes para el desembarco de infantes de marina en Santo Domingo con la finalidad de proteger la vida de ciudadanos norteamericanos y que la OEA había sido informada de esa situación. Otras versiones afirman la invasión se efectuó de forma unilateral y que los delegados de la OEA se enteraron de la invasión por radio y por televisión luego del discurso de Johnson. No obstante, poco después, los Estados Unidos junto con la OEA, formaron una fuerza militar interamericana para la intervención en la República Dominicana.

El 15 de junio de 1965, los tanques estadounidenses entraron en la ciudad apoyados por los leales sin que los tanques rebeldes los pudieran detener cayendo la posición norte de estos aunque el bastión principal resistió con el uso de barricadas y cócteles molotov.

Mediante un acuerdo de paz terminó la guerra.

Mas de tres mil dominicanos, la mayoría civiles, murieron en la guerra y solo 44 soldados norteamericanos perdieron la vida.

 

 


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

FOLLOW US

 
   

 

Video de hoy

Al Día con El Vocero Hispano: Baby Formula

Edith Reyes talks with Abigail Bishop of the Kent County Health Department about the baby formula shortage/ Edith Reyes entrevista a Abigail Bishop, Del Departamento de Salud del condado de Kent sobre el problem de la escasez de fórmulas para bebés.

FOTO NOTICIAS